Casa 40

casa 40

Sube las escaleras, camina el pórtico, aprovecha la baranda y marcos de madera blancos para una linda foto con estilo victoriano… esta es la entrada a Casa 40.

Una casa que te da la bienvenida a disfrutar de su patio lleno de historia, mientras degustas un menú fresco y sencillo, con platos selectivos que pueden fusionar el sabor dominicano y francés. 

Desde hace dos años, un par de amigas decidieron emprender en el negocio de la comida usando a favor sus conocimientos en publicidad y raíces culinarias. Así acondicionaron de forma llamativa los espacios de esta casa con la idea de ofrecer, en principio, cócteles y tapas. Sin embargo, al poco tiempo y gracias a la demanda de los clientes, crearon un menú más elaborado con opciones de desayuno, almuerzo y cena.

Casa 40 es un rincón que promueve el cuidado del medio ambiente a través de iniciativas que ponen de manifiesto la creatividad. Entre ellas, el uso de botellas de vidrio que sirven de centro de mesa y exponen el menú –impreso en caratulas de CD’s–, sorbetes de metal o de cartón a petición del cliente, papel periódico tratado adecuadamente para reusarse en los conos de papas fritas, servicio de agua mineral en jarra de vidrio para reemplazar las botellas de plástico. 

¿Qué me recuerda? 

Esta casa y sus rincones tiene mucha similitud con los restaurantes emergentes en la zona colonial de Santo Domingo, que están aprovechando la arquitectura que quedó de la época de conquista española en América y el Caribe.

Ambiente:

Tranquilo, familiar, para compartir entre amigos y vecinos; pasarse un buen rato entre picaderas, tomarse un cafecito de tarde o un coctel de nochecita. 

Drees code:

Informal. La gente puede ir cómoda, con ropa adecuada al clima cerca del mar. De día es un tanto caluroso, pero al caer la tarde se deja colar la brisa marina que refresca el ambiente.

Ocasión ideal:

Cumpleaños, brindis y celebración. Tapear con un refrescante coctel. 

Seguir su agenda musical: Los jueves son de saxofón! Y algunos fines de semana se presentan artistas nacionales (Xiomara Fortuna, Urbanova, entre otros). 

Comida: 

Pastas, crepes, ensaladas y hamburguesas. Variedad de entradas o tapas. 

Algo divino e insignia en Casa 40 son sus salsas caseras; tienen de cilantro, albahaca, remolacha con queso, aceituna negra, ratatouille picante o normal, mayonesa de pollo. *Para todas usan aceite de oliva extra virgen.

Recomendamos: croquetas de bacalao, la burrata en pasta, hamburguesa de la casa. 

Bebidas:

Variedad de cocteles, café orgánico del Cibao, jugos naturales y verdes (usan moringa de su jardín), cerveza nacional y algunas importadas. 

Recomendamos: el cafecito recién colado con una crepe dulce.

Rango de precios: 

RD$ 250 – 450*

Áreas: 

Sala interna, bar, patio al aire libre y terraza lounge. 

Algo peculiar: 

Esta casa es considerada patrimonio de la ciudad. Alberga la historia de los famosos bigotes de Bubul Limardo, destacado caballero puertoplateño que para el año 1902 asumió la apuesta de cortarse su bigote a cambio de $500; dinero que luego donaría para la restauración del Parque Regalado, más un aporte al Club de Damas. 

Para rememorar la hazaña, el reconocido pintor dominicano, Orlando Menicucci, inmortalizó los bigotes de Bubul en un mural del patio de la casa. 

Horario: 

De jueves a lunes, a partir de las 10:00 am hasta que haya gente!  (12:00 am – 2:00 am; aprox.)

Dirección: 

Calle Duarte #40, Puerto Plata, RD. -Cerca de la Plaza Independencia-.

*El rango de precios indica el costo menor y el costo mayor de un plato principal, sin incluir los impuestos de rigor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.