El Arponero

Teníamos pocos días de haber regresado de Europa y no pudimos aguantar la tentación de dar un paseíto hacia la costa, eran evidentes las ganas de volver a sentir el calor tropical, divisar el mar en la carretera y ver una puesta de sol en el Mar Caribe. Son de esos placeres que disfrutas si te dejas llevar y estás en buena compañía, pues no había más plan que conseguir un restaurante playero para comer “pescado frito con tostones”, sin preocuparse por la hora de vuelta a casa.

Y en efecto, no regresamos a casa ese día. Disfrutamos de todo el paisaje hacia el Este de la isla y fuimos a parar en San Rafael del Yuma, provincia La Altagracia. Cuando en el camino se apuesta un arco gigante de lo más pintoresco que dice: “Bienvenido”, mínimo te da una pequeña agitación –baja el vidrio, toma fotos, graba videos, sintoniza la radio local, etc.- y un tanto de expectativa por saber qué vas a encontrar ahí, en ese pueblo que desde el inicio te recibe con un cordial saludo.

Siguiendo la ruta en busca de nuestro objetivo inicial –¡comer!–, tuvimos la suerte de toparnos con el Restaurante El Arponero. Está justo al lado de un concurrido balneario, muy preciado por los locales, llamado Hoyo El Zumbador. El mismo es un pozo de agua salada que se forma gracias a una barrera coralina que no permite el paso de las olas. Se puede apreciar parcialmente desde la terraza del restaurante.

¿Qué me recuerda? Mirar un obra de arte fijamente y por largo tiempo. La vista del paisaje parece estar enmarcada, de frente te encuentras con un lienzo que enfatiza las ondas del mar, que asoma a lo lejos una meseta… y en lo próximo está la bruma blanca que salta de la nada y se frisa unos segundos en el aire.

Ambiente: ameno / alegre, en contacto con la naturaleza, familiar, música latina.

Dress code: ropa cómoda, fresca.

Ocasión ideal: comer en familia, entrar en contacto con la naturaleza, ver la puesta del sol.

 Comida: especialistas en pescados y mariscos frescos del día, provenientes de la zona. También ofrecen pastas y pizzas.

*Bulgao en ensalada; chillo frito con tostones y ensalada.

Bebidas: cervezas nacionales e importadas, refrescos, jugos.

Rango de precios: pizzas desde RD$ 280; platos principales desde RD$ 420 – 980; langosta por libra RD$ 700.

Áreas: Terraza amplia con techo de cana, barra.

Algo peculiar: en el mismo lugar ofrecen alojamiento; cuentan con varias habitaciones sencillas/ rústicas con acceso a un jardín frente al mar. También tienen una piscina de agua salada para los clientes del restaurante que deseen pasarse el día y/o huéspedes de la posada.

Horario: 12:00 m – 10:00 pm, todos los días.

Dirección: Calle Malecón, Boca de Yuma, (al lado del Hoyo El Zumbador). La Altagracia, Higūey, RD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.